PACIENCIA EN LA DESESPERANZA

Salmos 40. 1-4
Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.
Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; 
Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.
Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. 
Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.
Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza, 
Y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira.


Qué pasa, si Dios, decide cambiar tu agenda?
Qué pasa, si el Señor decide cambiarlo todo en tu vida, en un abrir y cerrar de ojos?
Qué pasaría si Dios decide en algún momento, cerrar todas las puertas?

Qué pasa si Dios hoy quiere enseñarte, algo especial, si Dios quiere enseñarte, a aprender a esperar?
Entrarías en la disciplina de Dios, O simplemente te alejarás?


Yo he aprendido que Dios como padre nos conoce mejor que nadie y siempre quiere, lo mejor para nosotros; No hay nada que Dios haga o permita en nuestras vidas, que carezca de propósito, siempre tiene un sentido en todas las cosas y en ese sentido lo que permite que suceda para nosotros es que él se glorifica y nos lleva a esa enseñanza.

No estamos en la vida por casualidad, ni por error tu estas vivo hoy, porque Dios así lo ha querido porque quizás estarás diciendo: -¡Como de en medio de la enfermedad, puede salir algo bueno! -¡Como en medio de esta crisis, puede salir algo bueno, cuando las deudas, me estan acabando!

Nuestra haya vida, y esperanza, sabes por qué? Porque quiere decir que cada día que te levantas, Dios te está diciendo estoy cumpliendo mi propósito en ti, estoy trabajando en tu carácter, estoy obrando en tu vida Y algo nuevo, poderoso está por suceder porque he aquí, hago cosas nuevas y estoy haciendo algo nuevo contigo pero depende de ti y depende de mí, aceptarlo o desfallecer por eso hoy te quiero hablar, sobre, la importancia de aprender a esperar.

Estamos en un mundo tan agitado, y todo anda a la carrera, y nos hemos acomodado tanto a eso que vamos a la carrera también, a tal punto que ya no disfrutamos de los detalles estamos tan enfocados en lo que hace falta, estamos enfocados en lo que tenemos que conseguir, como dicen por ahí "lo tenemos, tanto entre cejas y cejas", que nos hemos olvidado de lo importante estamos tan preocupados, en proveer para la casa que nos hemos olvidado, que eso es solo una parte lo más importante, es poder disfrutar de la familia.

Sabes, los hijos crecen, y que triste es que teniéndolos al lado nos hayamos perdido cada momento desde que eran bebés hasta que comenzaron a crecer, nos perdemos los momentos más importantes y más especiales de la vida.
Como cuando nos casamos, o cuando tomamos la decisión de hacerlo, o como cuando nos graduamos, o cuando cumplimos años, o cuando tenemos a nuestros padres alrededor y quizás alguno ya no los tienen, cada momento que Dios nos permite de vivir, es especial

Pero, estamos tan enfocados en nuestros dolores, estamos tan enfocados en lo que nos hace falta... ¡Estamos mal enfocados! Porque ya somos bendecidos por Dios, cada día que pasa, es un privilegio vivir, vivir no es una carga, quizá se ha vuelto una carga para ti porque estás lleno de preocupaciones, estas lleno de desesperanza, estas lleno de desespero y sabes qué significa desespero? Es la pérdida de la paciencia de la tranquilidad, causada por este mundo y por el stress y por las preocupaciones, de lo que hay que tratar de alcanzar pero simplemente es una apariencia simplemente es un espejismo es una mentira porque después que llegas a esa meta, después de traído el dinero, después de haber alcanzado lo que tanto esperaba, comienza otra vez la rutina, el dolor y la desesperanza.
Hoy Dios permite levantarte, sabes? Hoy Dios te está dando la oportunidad de levantarte y de abrir tus ojos, de hacer un "alto" en el camino y mirar a tu alrededor. Mira, lo bienaventurado que eres, pero cuando pierdes la paciencia, dejas de ver lo que es importante, dejás de ver, inclusive, la salida que Dios tiene preparada para ti, tratas de tener el control y buscar por tus propios medios como salir adelante pero Dios ya sabe, cómo hacerlo, Dios sabe, cómo sacarte adelante, solamente lo vas a poder ver, esperando.

Por eso el Rey David llegó a esa conclusión y dijo: -Pacientemente esperé a Jehová, y él me oyó y me libró de todas mis angustias. Por eso, es importante esperar
Salmos 37 del 7 al 8 dice:
“Quédate; quieto en la presencia del Señor y espera con paciencia a que el actué
No te inquietes, ni te preocupes, Que eso únicamente causa daño”.

David lo había entendido la preocupación y la pérdida de la paciencia, causan daño

Quizás me dirás, pastor, es que usted no sabe lo que estoy viviendo; quizás no lo se pero yo he aprendido a vivir la paciencia Y a esperar que el actué, cuesta! sí tú tienes tu proceso y yo tuve el mío cada persona en esta tierra, tiene un proceso y todo apunta a Dios

Porque él es el que produce todas las cosas por lo tanto en él está la salida, de nuestro proceso El quiere llevarnos a esperar, porque necesitamos esperar
Uno, porque las peores decisiones que tomamos las tomamos cuando estamos desesperados. Dos, porque si no aprendemos a esperar, no podremos escuchar la voz de Dios y no podremos ver su respuesta.

Cuántas veces estamos tan desesperados buscando una salida y no la vemos porque estamos mal enfocados. Pero cuando descansa, cuando oras a Dios Y le dices “ya no puedo más, te lo entrego todo”; Cuando clamas a Dios con un corazón sincero y le dices “Señor hasta aquí llegue”, y te sueltas te entregas y decides reposar en Dios hoy, es en esos momentos cuando él viene a consolarte, El viene a darte nuevas fuerzas. Comienzas a ver la salida, siempre estuvo allí, solo que no te rendiste, solo que no esperaste con paciencia. El Rey David decía, no te inquietes ni te preocupes, eso solamente causa daño

Cuando no aprendemos a esperar cometemos graves errores, pero la misma misericordia y el amor de Dios es tan grande que aunque cometamos errores, El nos ayuda nos restaura y nos levanta. Sabes, cuando empieces a entender que hay un propósito de Dios en tu vida, vas a entender que pasar tiempo de espera, y Dios usa esos períodos de espera para aprender a prepararte, para evaluarte y para que puedas enfrentar lo que venga en la siguiente fase de tu vida. ¡Cuántos de nosotros nos preocupamos! cuando estamos en tiempo de espera, nos estresamos, nos quejamos, nos ponemos tensos eso le pasó al pueblo de Israel cuando Dios puso un tiempo de espera al pasarlo de Egipto a la tierra prometida, cómo reaccionaron? Reaccionaron de la misma manera, con impaciencia, comenzaron a hablar contra Dios y contra Moisés diciendo: - por qué nos sacaron de Egipto, para morir en el desierto? comenzaron a quejarse, quizás es la actitud hoy! Quejarse y preocuparse no proviene de Dios, el quejarse y preocuparse, escucha bien fue lo que mantuvo al pueblo de Israel, fuera de la tierra prometida, cuando ellos se quejaban se olvidaban de lo que Dios había hecho por ellos, no les importaba, porque ya no se acordaban, estaban mal enfocados. Ahora bien, por qué no te acuerdas lo que Dios, hizo ayer. Sí lo hizo ayer, lo puede hacer hoy y lo hará mañana. Porque Él dijo que estaría contigo ayer, hoy y mañana. El es el mismo ayer, hoy y siempre
Proverbios 19.2 dice: 
“El entusiasmo sin conocimiento no vale nada, la prisa produce errores”.

Cuántos errores has cometido por estar a prisa, es frustrante tener prisa y que Dios no la tenga, si o no? pero qué bendición es que Dios, nos enseña a esperar y va a utilizar la prueba, va a utilizar la tribulación para hacernos esperar

Pero sabes qué dice la Biblia: Aprende, aprende a confiar, quédate quieto en la presencia del Señor, espera con paciencia que Él actúe, no pierdas los estribos que eso únicamente causa daño, aprende a descansar en el Señor, la preocupación solo te va hacer pecar, errar al blanco una y otra vez, y el pecar y errar al blanco  lleva a cargar la culpa de las decisiones que tomaste, pero hoy Dios quiere hacerte libre y comenzar nueva todas las cosas, permite que Jesús entre en tu corazón, que te enseñe el verdadero reposo, el verdadero descanso quizás quieres resolver las cosas y estas viendo que todo se está, poniendo oscuro y gris pero espera, pacientemente espera en Jehová porque él ha escuchado tu oración y no vas a quedar avergonzado.

Jeremías, profeta de Dios entendió esto, y decía: No obstante me atrevo a tener esperanza cuando recuerdo lo siguiente el fiel amor del Señor, nunca se acaba, sus misericordias jamás terminan, grande es Su fidelidad, sus misericordias son nuevas cada mañana. Hoy son nuevas las misericordias del Señor. Me dijo el Señor, es mi herencia, por lo tanto esperaré en él, El es bueno con los que dependen de él, con aquellos que lo buscan, por eso, es bueno esperar en silencio la salvación que proviene del Señor

Quizás hoy tengas una solución, te va a costar mucho pero la que tiene el Señor es mejor y Jeremías llegó a una conclusión: Él es bueno, con los que dependen de él. Por lo tanto, es mejor esperar en silencio. 
Sabes por qué, porque el fiel amor del Señor nunca se acaba y sus promesas siempre se van a cumplir.




Bendiciones
Ptor Marcelo Avila

Gestores de Paz Argentina

Comentarios