Una embarazada cayó en coma en noviembre, dio a luz en Nochebuena y ayer habló y no paró de moverse


Gestores de Paz informa: 


Amelia Bannan es integrante de la Policía de Misiones en Argentina. 
Ella tuvo un accidente, en noviembre del año próximo pasado y quedo en estado de coma...El día 24 de diciembre pasado nació Santino su hijo a través de cesárea. Continuando en estado de coma.
Tomando conocimiento del caso y orando por su estado de salud y por la familia, queremos transmitirles lo que se logra a través de la oración y la intercesión en unidad. Esto ya es noticia! y lo llaman "milagro"
Compartan este testimonio de vida! Que todos sepan que tenemos un Dios grande y solo a El damos la Gloria! 

Así lo informó Infobae:

Una embarazada cayó en coma en noviembre, dio a luz en Nochebuena y ayer habló y no paró de moverse”

En Misiones se volvió a hablar de "milagro". Otra vez. 
El caso de Amelia Bannan sorprendió a todos. 
Se trata de una mujer policía que entró en coma el 1 de noviembre, cuando cursaba el quinto mes de embarazo. Aún así, en plena Nochebuena y contra todos los pronósticos, dio a luz a su hijo Santino, que un mes después recibió el alta. 
Y ayer, según informó su hermano, "habló y no paró de moverse".
Amelia entró en coma luego de sufrir un accidente de tránsito alrededor de las 6.40 del 1 de noviembre del año pasado. 
El Chevrolet Onix que conducía su esposo Cristian Espíndola, también policía, despistó en la ruta nacional 12, a unos 35 kilómetros de Posadas. 
En el vehículo viajaban otras tres uniformadas que, junto a ella, trabajaban en la Comisaría de la Mujer de la ciudad de San Pedro.
Amelia fue la única que terminó con heridas.
Una dato curioso. 
-"Vamos a ir para volcar", le dijo Amelia a sus colegas la noche anterior al trágico accidente. 
La retaron. Incluso una de las policías le pidió a sus padres que rezaran, porque "lo que dicen las embarazadas se cumple".

La mujer terminó internada en la sala de terapia intensiva del Hospital Escuela de Agudos de Posadas, donde en estado de inconsciencia dio a luz su hijo. 
Fue el segundo dato que llamó la atención: el pequeño nació en plena Nochebuena.
La historia podría haber terminado ahí. 
Pero ayer tuvo un nuevo giro: Amelia finalmente "habló y no paró de moverse", según contó en Facebook su hermano policía César Bannan. 
"Sus primeras palabras fueron 'si', 'no' y 'amén', precisó.
"Revolucionó nuestros corazones Amelia Bannan. 
Norma Bannan (una hermana) se desató en llanto. Uf, qué decirles. Se arrancó la gastro (la sonda gástrica). No paró de moverse y decir algunas palabras que poco se le entendían", comentó hermano. 
"Les digo que cambia totalmente nuestras vidas a partir de ahora", sentenció.

En medio de la preocupación de familiares, amigos y camaradas de la policía de Misiones.
Tanto en las redes sociales como en las reuniones improvisadas en el hospital de Posadas.
Todos mencionaban ayer la palabra "milagro", como aquella noche previa a la Navidad, aunque esta vez, aclaraban, "es el segundo".



Gestores de Paz Argentina 

Comentarios