La vida es un Regalo

Había una joven, que odiaba por ser ciega.

Odiaba a todos, excepto a su novio amoroso.
Él siempre estaba allí para ella. 
Un día ella le dijo a su novio: "Si sólo pudiera ver el mundo, me casaría contigo."
Pasaron los días, ella recibió una noticia que la alegro; alguien había donado un par de ojos para ella.
Se operó, cuando por fin retiraron el vendaje de sus ojos, y comenzó a ver.
Observaba con atención cada cosa y vio a su novio que era su gran deseo.
Él le preguntó: "Ahora que ya puedes ver el mundo, ¿Te quieres casar conmigo?"
La joven miró a su novio y vio que era ciego.
La apariencia de sus párpados cerrados la impresiónó, ella no se lo esperaba así.
La idea de mirarlo así, el resto de su vida la llevó a negarse a casarse con él.
Dejo a su novio en lagrimas y unos días más tarde el escribió una nota a
ella diciendo: "Cuida bien de tus ojos, mi amor, porque antes de ser tuyos, fueron míos."

Así es como el cerebro humano trabaja a menudo cuando nuestro "status de vida cambia". 

Sólo unos pocos recuerdan cómo era la vida antes, y a quienes siempre estuvieron a tu lado en las situaciones más dolorosas.

La vida es un regalo

~Antes de decir una palabra no amable.

Piensa en aquel que no puede hablar.
~Antes de que te quejes sobre el sabor de la comida.
Piensa en aquel que no tiene nada que comer.
~Antes de quejarte de la vida. Piensa en aquel que se fue demasiados pronto a la eternidad.
~Antes de que te quejes de tus hijos. Piensa en aquella que desea tener hijos, pero es estéril.
~Antes de discutir sobre tu casa sucia con alguien por no limpiarla. Piensa en las personas que viven en las calles.
~Antes de quejarte por las distancias que manejas.
Piensa en alguien que camina la misma distancia pero a pies.
~Antes de quejarte y cuestionar tu trabajo.
Piensa en los desempleados, los discapacitados y los que desearían tener tu trabajo.
~Antes de señalar con el dedo o condenar a otros.
Recuerda que ninguno de nosotros está libre de cometer errores.
~Cuando los pensamientos deprimentes quieran derribarte.

Pon una sonrisa en tu cara como señal que todo esta bien porque Dios tiene el control.

Sed agradecido en todo

Dios te bendiga

Pastor Marcelo Avila 
Disertante Motivacional 

Gestores de Paz

Comentarios