Temor en el Policía

Policía, No Temas


Reflexiones Para Policías
"Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento". 
Salmos 23: 4


Policía generalmente la oscuridad nos produce una especie de temor. Aún la palabra oscuridad la relacionamos con el mal, con peligro, con fuerzas negativas; pero cuando pensamos en la oscuridad que hay en el valle de sombra de muerte, creo que debe ser la peor de todas.
Qué hermoso es ver al rey David en estas palabras! Pone el peor de los casos con lo mejor de su fe, al decir: aunque ande en valle de sombra y de muerte no temeré mal alguno. 

Hay un antiguo dicho, cuando una persona ha logrado realizar algo sobresaliente. Se dice "ha tomado el león por la barba". Cuando un león está muerto, aún los niños pueden hacer eso, tomarle de la barba, pisarlo, hacerle toda clase de cosas con toda libertad.
La muerte es como un león que devora a la raza humana, sin embargo Cristo lo ha tomado por la barba; y con Su obra extraordinaria y eterna el Señor Jesús ha sido la muerte de la misma muerte.

Policía por lo tanto, hoy como resultado los hijos de Dios pueden triunfar sobre la muerte y verse libre de su temor y de su opresión. "No temeré mal alguno" dijo el salmista, "porque tú (Dios) estarás conmigo". qué seguridad tan dulce y qué fortaleza llevan esas palabras! "Tú estarás conmigo".

Policía cuando estamos anticipando un tiempo de dolor, y cuando sobreviene la aflicción, la pérdida, la muerte; es allí donde el alma puede sentirse exaltada y segura al decir: "Tú estarás conmigo".

Policía no hay nada que pueda dañarte mientras su amor nos envuelve, nos rodea y nos fortalece. Por eso, el apóstol Pablo pudo decir: - "dónde está, oh muerte, tu aguijón oh sepulcro tu victoria"
Se dice que cuando una abeja ha dejado su aguijón en alguna persona ahí no tiene más poder para dañar seguir lastimando.
La muerte ha dejado su aguijón en la humanidad de Jesucristo y ya no tiene más poder para dañar a los hijos de Dios.

Recordemos, que la victoria de Jesucristo sobre las tinieblas, sobre la muerte, sobre toda especie de mal también es nuestra victoria. Por eso, disfrutemosla en este día en plenitud.

Dios te Bendiga Grandemente


Otras Reflexiones para continuar leyendo:

El poder en las Palabras
Policía, Él siempre está
Gestores de Paz
CristoPol Argentina

Comentarios